Botellero no enfria

El botellero es un electrodoméstico imprescindible en hostelería: cualquier bar, cafetería o restaurante lo tiene para asegurar que sus botellas están frías en todo momento. ¿Pero qué pasa cuando el botellero no enfria? ¿Qué solución existe?

Existen diferentes tipos de botelleros refrigerados y también diferentes marcas (Saivod, Infrico, Beg, Metro...), pero podemos considerar que todos funcionan de un modo muy similar ya que se trata de un electrodoméstico que genera frío en su interior.

Por qué un botellero no enfría

El primer motivo por el que un botellero no enfría puede ser por una deficiencia en la goma que sella la puerta. En hoselería, constantemente se abre y cierra la puerta de un botellero, con lo que la goma se acaba resintiendo mucho a lo largo de los años.

Si esta goma se dobla, desprende o simplemente por antigüedad se acaba secando, se producirán grietas que no sellarán bien el cierre de la puerta y provocarán que se escape el frío del interior del botellero. Por tanto, incluso aunque el botellero funcione y genere frío, notarás que no enfria porque estará perdiendo el frío por la goma.

Otro posible motivo para que no enfríe un botellero es que el burlete esté roto o deformado. Esto también por supuesto hará que el aire frío se escape, o lo que es lo mismo, el aire caliente entre en su interior y aumente la temperatura. Incluso podría acabar generando la producción de hielo en el evaporador.

Si eres un manitas puedes intentar reparar el burlete antiguo, o bien intentar encontrar el modelo del botellero, localizar al fabricante, hacer un pedido, y cuando te llegue, intentar cambiarlo tú mismo. Si necesitaras ayuda, puedes contar con un servicio técnico de reparacion electrodomesticos en Madrid.

Una pérdida del gas refrigerante puede hacer también que un botellero no enfríe, ya que es una parte clave para generar el frío del interior. El problema suele ser difícil de diagnosticar cuando existen micro fugas.

reparacion electrodomesticos madridEn el caso de fugas grande, el electrodoméstico deja de enfriar por completo y parece obvia la llamada a un servicio de reparaciones. Sin embargo, cuando enfría poco, puede que exista solo una micro fuga. Es necesario detectar en qué zona de los conductos se produce el escape del gas, para hacer la soldadura y posteriormente el relleno del gas.

La mayoría de los botelleros y electrodomésticos de refrigeración para hostelería tienen un ventilador por motor y condensador. Su tarea es ayudar a la circulación del gas para que el circuito de refrigeración funcione correctamente.

El polvo suele ser el primer enemigo del ventilador, que se suele averiar con cierta facilidad. Suele ser necesario sustituirlo.

Otra avería habitual es que el termostato esté averiado. El termostato es una pieza fundamental en este electrodoméstio, ya que se encarga de controlar la temperatura de su interior. Si no detecta la temperatura correcta, puede acabar produciendo problemas.

Cuando se detecta una temperatura menor de la que existe realmente, pensará que hay frío suficiente y hará parar al compresor, y no se enfriará correctamente. Si por contrario mide temperaturas superiores a las reales, mantendrá el compresor continuamente trabajando y generará un frío excesivo.

Dependiendo del modelo de botellero, incorporará un modelo u otro de termostato. Normalmente es una avería que suele requerir de la ayuda de un servicio técnico de botelleros, debido a cierta dificultad en el diagnóstico para averiguar el origen de la avería. Muchas llamadas a un SAT suelen ser porque un botellero de bar no enfria.

Este es un trabajo para ser realizado por un profesional en la reparación de maquinaria para alimentación.

Los problemas más caros de resolver son aquellos que implican la tarjeta electrónica o el compresor. Cuando se trata de problemas con estas dos partes del electrodoméstico, el botellero puede sencillamente volverse "loco".

reparacion electrodomesticos madridNo sabrá cuándo arrancar el compresor, cuánto tiempo mantenerlo encendido y enfriando, y cuándo debe apagarlo. Y un compresor que trabaje a medio funcionamiento, producirá un frío muy pobre, y tendrá que trabajar más laboriosamente para poder enfriar el interior.

Estas averías producen un mayor consumo energético y a la larga suelen acabar de estropear el electrodoméstico, por lo que es recomendable que un servicio técnico pueda revisarlo para realizar una reparación temprana.

Consejos para el mantenimiento de un botellero

  1. Limpia de manera frecuente el compresor, ya que acaba juntando mucha suciedad y se obstruye la circulación de aire.
  2. No cargues en exceso el botellero, para que su interior se pueda enfriar con efectividad. Y los elementos que tengan una mayor rotación colócalos en una zola delantera fácilmente accesible, para tener la puerta abierta el menor tiempo posible.
  3. Si se forma hielo en el evaporador, debemos apagar el botellero y dejar que se decongele. No trates nunca de quitar el hielo con objetos punzantes, ya que muchas fugas de gas se generan por agujerear estos conductos por accidente durante la limpieza.
  4. No importa si tu botellero es Saivod, Infrico o cualquier marca que se venda bajo el marketing de que son muy resistentes: igualmente debes hacer un mantenimiento adecuado para alargar su vida útil. Así evitaremos llamar demasiado pronto a un servicio técnico de electrodomésticos para decir que "mi botellero no enfria".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Call Now Button